Demos la Bienvenida al Otoño

Querido Otoño de Pixabay

¡Hola Contemporáneos!

En un hemisferio del globo ya nos encontramos en un Otoño bien asentado, inestable y frío dónde hay que ponerse las pilas para que el cambio no nos afecte más de la cuenta. El Otoño, así como la primavera, es una estación de transición en la que nuestro entorno cambia y nuestro organismo también a la vez se ve afectado por él.

Hoy en día ya sabemos que bajan las defensas y debemos protegernos bien, pero… ¿porqué? Alguien se ha planteado que es lo que realmente ocurre y todo lo evitable si conociéramos las causas y nos propusiéramos hacerles frente?

La medicina Ayurveda tiene muy en cuenta la influencia de las estaciones al decidir que alimentos comer y las rutinas del nuestro día a día.  Si conocemos nuestro Dosha (vata, pitta o kapha) y las similitudes con nuestro entorno podemos equilibrar nuestro organismo de manera natural.

Vata en Otoño Por Pixabay

Cada estación se relaciona con la energía de un Dosha. El Otoño se caracteriza por ser inestable, ventoso, frío y tener menos horas de luz. La energía de Vata es la que predomina por la inestabilidad, el movimiento y la bajada de las temperaturas. En la naturaleza Vata encarna el aire y el viento.

El cuerpo humano es una combinación de los 5 elementos influenciados por las diferentes cualidades que todo lo rigen. Es un proceso complejo que empieza en el momento de la fecundación y es inalterable, aunque puede sufrir desequilibrios según los estímulos y el momento de la vida en el que nos encontremos. La energía de Vata está compuesta por los elementos Aire y Espacio  y sus atributos son el frío la sequedad, la ligereza y la movilidad.

Si observamos nuestro alrededor en Otoño…

¿podemos identificar el parecido con lo que nos ocurre?

Si no vamos con cuidado tendremos tos seca, inestabilidad, nos sentiremos inquietos y todo nuestro organismo puede desequilibrarse estancando otros doshas como kapha (mucosidad y resfriados), por ejemplo.

¿Quién es un persona Vata?

Vata por Pixabay

Generalmente son personas de constitución pequeña y delgada a la que le cuesta ganar peso y que lo pierden con facilidad. Son activos, entusiastas, creativos y muy inspiradores. Se mueven y hablan rápidamente.

Cuando Vata está en desequilibrio se enfría y se seca lo que significa que sufre de manos y pies fríos y tiende a la rigidez muscular y ósea. Tiene desequilibrios intestinales con tendencia al estreñimiento. Le pueden crujir los huesos, sufris de sueño intermitente, hinchazón abdominal y falta de memoria. A nivel emocional siempre se va a sentir insatisfecho, “cómo si le faltara algo” y puede padecer miedos, ansiedad y una fuerte inestabilidad emocional.

Vata está presente en todas las personas, en combinación con los otros Doshas (pitta y kapha) y se considera el humor más importante. Es el responsable de transportar los nutrientes a todo el cuerpo y de eliminar los desechos. Se mueve por todo el organismo y de su estabilidad depende el equilibrio de todos los demás. Si Vata está desequilibrado nos puede afectar de muchas maneras, aunque no seamos dosha Vata. Pero si el aire y el espacio son nuestros elementos, no podemos ignorar la llegada del Otoño y debemos prestar especial atención para mantener la equilibrio.


¿Cómo mantener o recuperar el equilibrio en Otoño?

 

mujer en la naturaleza por pixabay.com

Es importante dejar claro que para el Ayurveda cada ser es único y que cada caso necesita una dieta concreta y especificas.

En general, si queremos equilibrar Vata o evitar descompensaciones en Otoño tenemos que evitar ingerir alimentos y bebidas frías o crudas. Las ensaladas, especialmente si somos dosha Vata dominante, no nos van a sentar muy bien ya que nos van a enfriar y harán que nuestros órganos se contraigan provocando malestares como gases o estreñimiento. Para compensar la sequedad y el frío externo podemos incluir a nuestra dieta infusiones de jengibre y especies bien calentitas, comer cereales cocinados y verduritas al vapor, sopar o cremas y todo aliñado con aceite y especies como la pimienta o la cayena, no saltarnos ninguna comida y respetar los horarios, también es de vital importancia en estos momentos. Las frutas y verduras de temporada son las más nutritivas en estos momentos y las nos aportaran todo lo que necesitamos.

“La Naturaleza es sabia”

 

En cuanto a hábitos como ya he dicho los horarios son vitales, el descanso largo y placentero también nos ayudarán a mantener la calma y el equilibrio. En Otoño se aconseja practicar deporte de manera no muy intensa. Caminar a diario y prácticar Yoga sería ideal. Coger el hábito de hacer respiraciones profundas e incluso meditar, escuchar música tranquila y disfrutar de cosas relajantes como ver una puesta de Sol o leer una buena novela también nos equilibra y nos aporta felicidad.

El dosha Vata agravado se caracteriza por una gran actividad mental y estrés; integrar hábitos que nos aporten paz ayudarán a mantener el equilibrio.


Espero que os sirva de ayuda y si os gusta compartir.

Si queréis que desarrollemos el tema de manera más concreta, ¡PEDIRLO!

¡Un abrazo Yoguis!

Ayurveda & Coach Nutricional

 

 

 

 

Dieta y Estilo de Vida en Otoño
Tagged on:             

One thought on “Dieta y Estilo de Vida en Otoño

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *